Una semana programando con un Mac

Mi colega Pedro me ha dejado su Mac una semana para trastear. Es un MacBook Pro, 2.3 GHz Core i5 con 4GB DDR3. Hasta ahora mi contacto con ellos se limitó a programar una especie de máquina virtual durante mis estudios usando un pariente lejano, muy lejano, de lo que tengo ahora frente a mí. En este post trataré de explicar cómo ha sido esta semana, qué cosas me han llamado la atención, qué me ha gustado y qué no. Espero que pueda servirle a alguien.

Primer contacto

A primera vista resulta atractivo, su color metalizado, su diseño en general… Además, hace juego con mi iPhone. Vivan las manzanas 🙂

Aunque el adaptador de corriente pesa, hay que reconocer que es mucho más pequeño que el de otros portátiles. Me ha costado un poco abrirlo, no quería forzarlo, pero resulta que se cierra con unos imanes; no es que sea muy cómodo, a priori.

Lo que veo tras abrirlo me gusta, es limpio, sólo está el teclado, un trackpad muy grande y el botón de encendido. Lo pulso pero no arranca, no debe tener batería. Lo enchufo a la red y… otro imán, esta vez en el conector de la alimentación. Mola. Encima se puede poner para los dos lados, imposible equivocarse.

Arranco, inicio sesión con la cuenta de mi amigo y me creo una nueva sin mucha complicación; la gestión de usuario es fácilmente accesible desde el menú superior, donde pone el nombre del usuario (esto me recuerda mucho a Ubuntu 12.04). Os dejo un par de capturas de pantalla para que lo podáis comparar vosotros mismos.

Seguimos, no sé reiniciar el equipo. Lo busco en internet. Ok, dos formas, pulsando el botón de encendido/apagado (todo encaja) y en el “menú de Apple” (la manzanita de arriba a la izda). Tras cerrar la sesión, consigo reiniciar el equipo. Arranca bastante rápido.

En cuanto al teclado, me confundo un poco con algunas teclas, como la alternativa gráfica, el intro (que es muy, muy pequeño), lo mismo con las flechas. No estoy muy a gusto aunque supongo que será normal, habría que probar con un teclado mac externo. Otra cosa, no hay tecla supr, sino algo que parece un eject del cd? Interesante…

El trackpad también es diferente, porque no tiene los típicos dos botones debajo, sino que todo él es un botón. Esto está bien, me permite manejar el cursor con una sola mano, como si fuera un ratón normal. Los teclados de otros portátiles no-mac también permiten pulsar, pero no es para nada lo mismo, aquí es una pulsación clara y que requiere más fuerza. Si pulsas es porque quieres, mientras que en los otros portátiles se producen muchas pulsaciones erróneas.

Un vistazo a Mac OS X

Los iconos grandes de abajo, en forma de lista, parecen lanzadores rápidos similares a los que Unity tiene en su parte izquierda. Y antes de Unity, muchos otros gestores de ventanas para Linux, claro. Por otra parte, Windows no los tiene los ha incorporado en Windows 7 (¿les ha costado un poco, no? será cosa de patentes de ésas que fomentan la innovación…)

El icono de la manzana (arriba a la izda), ya me he enterado de que simboliza mi mac, me permite instalar/comprar programas, actualizarlo, modificar las preferencias del sistema (aka panel de control de windows), así como reiniciarlo, apagarlo, etc.

Arriba tengo un menú de aplicación, sólo que no hay aplicación lanzada (creo). Dice Finder, y parece que es el explorador de archivos. Es interesante que lo llamen así para indicar su caso de uso más común: buscar archivos (o lo que sea, realmente), mientras que en otros sistemas se llama explorador o incluso Nautilus, como en la novela de Julio Verne… una metáfora un poco rebuscada, no? 🙂

El menú de aplicación siempre visible en la zona superior y separado de las ventanas de las aplicaciones, es una seña distintiva de los Mac. Estoy acostumbrado porque Unity ha adoptado la misma filosofía, casualmente.

Como veo tantas similitudes entre Ubuntu y OSX me fijo en las ventanas… y vaya, resulta que los iconos de cerrar, minimizar, etc, están a la izda! Recuerdo que cuando Ubuntu decidió cambiarlos a la izda en la 10.04 no le encontré ningún sentido (ni mucha otra gente), resulta que se inspiraron en los Mac… En cuanto a estos botones, son iguales excepto por el de maximizar, que no maximiza, sino que ajusta el tamaño al adecuado para su contenido. Raro, raro.

Veo que al minimizar, las aplicaciones se van al dock (ellos también lo llaman así, a mí me sonaba de Linux) de abajo, a la derecha de los lanzadores, junto a la papelera de reciclaje. Ahí también descubro las pilas y abro un pdf sobre el que hago scroll con dos dedos (gracias iPhone, por ser consistente) y me encanta, es una gozada… aunque funciona al revés que la ruleta del ratón! Bajar es subir y viceversa…

Quiero quitar lanzadores… resulta que basta con moverlos al escritorio, que casualmente es una imagen del espacio, donde se evaporan con un efecto de humo. Vaya, todos no… sólo el app store 🙁

Las preferencias del sistema se parecen un montón a las de Ubuntu 12.04. El facetime mola, la calidad es muy buena y la luz verde en la cámara es un punto.

Una semana de programación

A la hora de programar, he utilizado Sublime Text 2, porque ya estaba instalado, aunque siempre uso vim. Estoy encontrándome con algunos problemas con el teclado. Resulta que me faltan algunas teclas y otras no hacen lo que esperaba:

  • No hay teclas inicio y fin. Están ocultas tras otras teclas, pero no es lo mismo, hay que asimilarlas para no darse cuenta. En un día no da tiempo, desde luego.
  • No hay tecla supr. Está oculta (digo oculta porque en el teclado no pone nada) detrás de la tecla delete.
  • Las teclas ctrl y alt tienen una amiga y… es un lío. Resulta que en un Mac hay una tecla nueva: cmd (simbolito raro). Como en un teclado de PC la tecla Windows, sólo que en un Mac realmente necesitas usar dicha tecla. Por ejemplo, todas las opciones de copy, paste, etc. de los menús, se hacen con la tecla cmd. Pulsando ctrl+flecha cambias a otro escritorio (no sé si se llamará así). En el editor de wordpress no funciona ninguno de los atajos rápidos usando la tecla ctrl.
  • La tecla cmd situada a la derecha del espacio se solapa con la tecla Alt Gr de un teclado de PC. Esto hace que me confunda bastante al ir a pulsarla para poner, por ejemplo, una almohadilla (#), una arroba (@), etc.
  • Las teclas ocultas se acceden pulsando otras teclas sin un criterio claro (para mí, seguro que Apple lo tiene claro). Por ejemplo, inicio y fin se acceden usando la tecla cmd, mientras que para simular un supr, hay que pulsar fn + delete.

En cuanto al mouse, decir que no hay botón derecho (!). Me había pasado desapercibido hasta ahora… resulta que se simula pulsando la tecla ctrl… menuda fiesta, aunque creo que a esto podría acostumbrarme. También se puede hacer haciendo clic en el ratón con dos dedos.

Por otro lado, no he tenido problemas para instalar vim y utilizarlo con mi configuración habitual.

Me ha gustado el modo pantalla completa al que se accede pulsando en las flechitas situadas en la parte superior derecha del marco de las ventanas. Esto permite mostrar la aplicación como en un escritorio aparte. Para moverse entre escritorios basta con arrastrar tres dedos por el trackpad en horizontal. Para echar un vistazo a todos los escritorios, arrastrar los tres dedos hacia arriba.

He estado viendo algunos de los vídeos que han preparado los señores de la manzana para los aprendices de su sistema. Probablemente si fuera a trabajar con un Mac más tiempo, me preocuparía de buscar más guías con las cosas básicas que hay que saber. De todas maneras, para este experimento era importante enfrentarse al entorno con la menor experiencia previa.

Aplicaciones

Si eres programador y quieres saber qué aplicaciones usar con tu Mac, la mejor opción es echar un vistazo a The Setup, donde podrás ver qué programas usan otros desarrolladores que utilizan Macs (que por cierto suelen ser creadores/trabajadores de aplicaciones que todos conocemos). Muy recomendable.

Las aplicaciones con gui que he utilizado han sido:

  • iTerm 2, un emulador de terminal para sentirte como en casa (si es que estás acostumbrado a una shell).
  • Firefox, esto como siempre, aunque se me ha colgado un par de veces.
  • LibreOffice, funciona ok, aunque no lo he usado apenas.
  • KeePass2, el gestor de contraseñas que utilizo. Va bastante mal en OS X, las búsquedas tardan mucho y hay fallos en la interfaz. Por ejemplo, si no selecciono mostrar la contraseña al escribirla no puedo abrir nunca mi fichero de claves (!).
  • Vim, sobre iTerm2, no tiene gui, pero bueno, perfecto, como siempre.

Conclusiones

Cuando comentaba mis andanzas en twitter, Ale Muñoz me soltó lo siguiente: “Mac es Ubuntu bien hecho, en hardware bien fabricado. Claramente WIN”, y no puedo sino darle parte de razón, porque la realidad es que la UX de un Mac es consistente entre aplicaciones, estéticamente soberbia y unida a un hardware con un gran diseño y de una gran calidad.

Hasta aquí nada que objetar.

Sin embargo, Ubuntu tiene un gran mérito, ya que está consiguiendo uniformizar lo que miles de desarrolladores hacen sin apenas coordinación, en entornos muy distintos (Ubuntu no es el único Linux) y lo están llevando al gran público, que por fin siente que puede usar Linux sin tener que dedicar la mitad del tiempo a configurarlo correctamente. Además, es muy rápido, y Unity, guste más o menos, tiene cosas muy chulas.

Finalizando, creo que podría acostumbrarme a trabajar en un Mac, aunque por ahora creo que seguiré con mi PC con Ubuntu 12.04, salvo que me lance al mundo del desarrollo iPhone (que puede ser) en cuyo caso no me vendrá mal tener un Mac por aquí cerca… 🙂

4 comentarios en “Una semana programando con un Mac”

  1. >>”Sin embargo, Ubuntu tiene un gran mérito, ya que está consiguiendo uniformizar
    >>lo que miles de desarrolladores hacen sin apenas coordinación, en entornos muy distintos”

    Como argumento suena raro… Si windows13 lo diseñara y programara una comunidad de usuarios, ¿también sería mejor sistema operativo?

    1. Buenas Adolfo! Gracias por tu comentario, aunque creo que yo en ningún sitio decía que Ubuntu fuera mejor que Mac OS X 🙂

      Lo que decía es que Ubuntu tiene mucho mérito por haber conseguido hacer un producto competitivo basado en sofware libre, mientras que Mac OS X, que es un gran sistema, lo tiene más “fácil” porque todo depende de ellos mismos (desarrollo, diseño, todo…)

      Un saludo!

      1. Yo tampoco quería decir que lo dijeras. 😉
        Quería decir que Windows13 no será mejor sistema operativo si lo desarrolla una comunidad abierta que si lo desarrolla una comunidad cerrada.

        Lo que me sonaba raro de tu argumentación es el “sin embargo” que une lo de “no puedo sino darle parte de razón” con “Ubuntu tiene un gran mérito”. Parecía que querías defender a Ubuntu porque lo desarrollen en comunidad, y no por sus virtudes.

¿Opiniones, comentarios, críticas? :)