Vim y el teclado español

Si has aprendido a escribir a máquina/ordenador con un teclado español (con eñe), tengo que avisarte de que no vas a poder sacarle máximo potencial a uno de los editores de texto más famosos en entornos Unix: Vi(m).

La razón es sencilla y basta echar un ojo a su mítico tutorial para descubir que el movimiento del cursor se realiza con los cuatro dedos de tu mano derecha situados sobre las teclas h j k l, es decir, donde los tendrías si fueras a escribir a máquina… con un teclado inglés 🙂

Imagen de un teclado que saqué de Google Images. No recuerdo el origen pero es posible que tenga derechos de autor, así que ojito con lo que haces con ella 😉

Podemos ver a continuación cuál es la posición recomendada para mecanografiar usando un teclado QWERTY con EÑE:

He estado buscando la forma de cambiar las teclas que se utilizan para movernos dentro de vim pero no he encontrado cómo cambiar el significado de las míticas teclas “hjkl”. De todas formas, sé que mucha gente utiliza vim y nunca les he oído quejarse, ¿quizá saben algo que yo no sé? ¿directamente pasan de la eñe? ¿sólo escriben en inglés?.

Actualización diciembre de 2011: Estos días ha vuelto a resurgir mi interés por usar vim como mi editor para programar, principalmente gracias a un post de Steve Losh que merece la pena leer (si quieres saber más sobre vim y te estás planteando cambiar). Por otra parte, he buscado a otros que se han planteado la cuestión descrita en este post y he visto que hay dos opciones mayoritarias: 1) Remapear el teclado, y 2) Cambiar el layout del teclado al americano cuando estás programando. Promete más la segunda opción.

Actualización abril 2012: Ha caído en mis un post sobre el origen del uso de las teclas h j k l en vi. Es interesante 🙂

Actualización octubre 2012: Tras una sesión de pair programming con Rafael Ramos, asiduo usuario de vim (como yo durante este año 2012), observé que él coloca los dedos en la posición estándar para teclados qwery con ñ, pero va alternando el dedo índice entre la j y la h, según el movimiento que quiere hacer. Personalmente, creo que es bastante más incómodo que la opción que he adoptado yo: remapear las teclas de movimiento a las teclas j, k, l y ñ 🙂 Aunque seguro que es cuestión de acostumbrarse…