Motivar a los demás y motivarse a uno mismo

El pasado febrero asistí a un curso titulado “Cómo motivar a los colaboradores y motivarse a si mismo”, organizado por el Programa Empresa e impartido por Motio Consultores, concretamente por Juan Buil. El objetivo era aprender a motivar y a tratar a los diferentes tipos de personas y caracteres.

Primeros pasos

El curso comenzó tratando algunos conceptos relacionados con la motivación para ir acercándonos al tema poco a poco. Algunos ejemplos interesantes:

  • Empleabilidad: Capacidad de una persona de tener un empleo. A mayor motivación, mayor empleabilidad.
  • Actitud: Está en nuestra mano tener buenas actitudes, mientras que las aptitudes son más complejas, requieren de mayor trabajo y no siempre son alcanzables. Motivación y actitud van de la mano, una persona motivada tendrá mejores actitudes que una que no lo esté.
  • Comunicación no verbal: No podemos no comunicar. Todos nosotros comunicamos algo aunque no queramos (e.g. con nuestra vestimenta o con nuestra postura corporal). Es importante saber comunicar para poder motivar a los demás.
  • Inteligencia emocional: Capacidad de reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos (Wikipedia). En la parte intrapersonal podríamos hablar de autoconocimiento, autocontrol y automotivación. La motivación puede nacer en nosotros mismos.

¿Quién debe motivar a quién?

Esta es una pregunta sobre la que fuimos trabajando todo el curso, ya que tiene diversas facetas y no es sencilla de contestar. La respuesta simple es clara: cada uno debe motivarse a sí mismo, para que su bienestar (su felicidad) no dependa de nadie.

En el mundo de la empresa sabemos que, en general, los jefes exigen mayor motivación a los empleados y a su vez éstos reclaman a sus jefes que les motiven. Es la pescadilla que se muerde la cola. ¿La solución? Ni blanco ni negro, todos deben motivar y motivarse. En palabras de Alfonso Alcántara, de Yoriento:

“Los empleadores dicen que prefieren a los trabajadores que ya vienen motivados de casa y con la sonrisa puesta. Pero esas personas adquirieron esa motivación laboral que les sale de dentro de forma natural, gracias a experiencias profesionales y personales que tuvieron en el pasado en otras empresas o entorno laborales.”

“También todos nosotros podemos cambiar nuestra motivación e introducir en la botellita, de forma gradual, el barquito que más nos interesa. ¿Cómo? La idea es fácil aunque conlleva tiempo, planificación y esfuerzo. Como todo lo bueno. Si quieres estar motivado para llegar a hacer las cosas o conseguir los objetivos que te has propuesto, organiza tu vida y tus hábitos para aumentar la probabilidad de que eso ocurra, especialmente en el contexto laboral.”

¿Cómo motivar y motivarse?

Para motivar me parecieron especialmente interesantes las 5 R’s de la motivación:

  • Retribución
  • Retos
  • Respeto
  • Reconocimiento
  • Recreación

Para motivarse viene bien echar un vistazo a algunos factores que aumentan la autoestima:

  • Cumplimiento de los objetivos personales
  • Inventario de éxitos
  • Visualización
  • Diálogo interno positivo
  • Gratitud

Observamos que las técnicas del palo o de la zanahoria pierden fuerza en las empresas actuales y sólo nos permiten evitar una conducta o favorecer un comportamiento repetitivo, respectivamente. Pero para explicar todo esto, creo que lo mejor es ver el genial vídeo realizado por Dan Pink, titulado “Drive: The surprising truth about what motivates us”:

Para concluir, citaré otra vez un post muy interesante de Alfonso Alcántara que dice así:

No existe una motivación de las personas, sino una motivación para cada persona en un momento y contexto determinados. La genuina finalidad de un profesional de los recursos humanos es conocer la inclinación motivacional de cada uno de sus clientes internos en el ámbito de la organización de que se trate.

Los “departamentos de personal” sólo tienen sentido si tratan la motivación de cada persona como un caso único.

¿Y tú, te preocupas por tu motivación o dejas esa responsabilidad en manos de otros?

6 thoughts on “Motivar a los demás y motivarse a uno mismo

  1. Yo también he escuchado en un curso a Juan Buil y me resultó muy útil y divertido. Vale la pena.

  2. Juan Buil ha impartido un curso de 2 días en la empresa en que trabajo y me encantó, tenía mís dudas iniciales, pero me encantó

  3. He tenido la suerte de asistir a una charla de Juan Buil y me resultó muy interesante, por lo entretenida y útil. Vale la pena.

¿Opiniones, comentarios, críticas? :)